Taller sobre germinados, pasto de trigo y agua enzimática

Tanto la información del taller como los dibujos a continuación son obra de Javi, participante de los talleres del CA2M. 

Los germinados son otro método de consumir alimentos sin cocción. Son alimentos muy concentrados, ricos en almidón y proteínas, sobretodo en el caso de las leguminosas. La germinación hace posible que podamos comer los granos sin cocinarlos, así mantenemos todas sus vitaminas sin que se pierdan en la cocción. Son alimentos vivos que consumimos en su mejor momento, sin ser procesados, lo cual los convierte en alimentos de primera calidad.

Tabla de tiempos de remojo y observaciones

Tabla de tiempos de remojo y observaciones

Si comparamos el valor nutricional de las semillas respecto a sus germinados hay que tener en cuenta que es durante los primeros días cuando se multiplican los valores de concentración de las vitaminas, sobretodo tras las primeras 48-72 horas. Además, en los casos en que el germinado requiere que se le someta a una exposición solar final, aumenta la clorofila unida a la celulosa que nuestro estómago tarda más en digerir, por lo que también presentan una fuente de azúcares de lenta digestión. Otra propiedad que se le suele atribuir a los germinados es el sanear nuestras células, al tiempo que combaten la contaminación. En cuanto a su digestibilidad, ayuda a la flora intestinal, lo cual a su vez mejora la digestión de los granos no germinados.

Permiten el autoabastecimiento en épocas como el invierno, cuando es más difícil obtener verduras con frescura y calidad. Si bien es cierto que en invierno germinan peor, se puede poner el germinador cerca de un foco de calor, ya sea en la cocina, cerca de un calentador, o tapándolo con un trapo y añadir más frecuentemente el agua (posteriormente escurriéndolo como veremos).

El proceso de germinación es el siguiente: una vez escogido el tipo de semilla se mantienen en remojo un tiempo, según la tabla anterior. Tras esto se ponen en nuestro germinador, que podemos hacérnoslo casero con un bote y una muselina haciendo de tapa. Lo podemos hacer de muchas maneras, la premisa es que podamos mojar las semillas y poder escurrirlas sin complicación. Lo que buscamos es aportarle humedad a las semillas sin que estén en remojo. En general se puede afirmar que hay que mojarlas y escurrirlas una vez al día, aunque esto es relativo puesto que lo que queremos es que estén continuamente húmedas. Si al ver nuestro germinador observamos que está algo seco será mejor que repitamos el proceso más veces (o que situemos el germinador en un lugar menos seco). La mayoría de los germinados requieren situar el bote en un lugar que no esté expuesto a luz directa y una temperatura acorde, que suele rondar los 15º-20º.

Como decíamos los germinados poseen un gran valor nutritivo, así como un gran potencial de rejuvenenicimiento celular. La alfalfa es uno de los germinados más completos y ricos, con una relación calcio/fósforo excelente. Si vemos la información nutricional para 100 gr. de brotes de alfalfa nos encontramos que:

Vitaminas: A,B,E,K,B1,B2,B6,B12

Minerales:

Fósforo, calcio, potasio, sodio, azufre, magnesio, cobre, manganeso, hierro, boro.

Otras:

Fibras 25%, Proteina 20%, Grasas saludables 3%

La soja, por ejemplo, dobla sus valores de vitamina A al germinar a 28º. Dos días después estos valores pasan al 280% de su valor como semilla y a 370% a los tres días.

El germinado de trigo presenta un valor de vitamina C del 600% respecto de l

Javi presentándonos los germinados

Javi presentándonos los germinados

a semilla. Del mismo modo la vitamina E se triplica en el cuarto día del germinado.

Tipos de germinados con algunas de sus características más reconocibles:

Alfalfa

Agradable sabor. Vitaminas: A,B,C,E y K. Minerales: calcio, magnesio, potasio, hierro, selenio y zinc. Combate la fatiga.

Berro

Alcaliniza la sangre y el exceso de toxinas. Reegula metabolismo, rico en hierro, fósforo, magnesio, cobre, zinc, yodo, calcio y vitaminas A,B2,E y C.

Garbanzo

Se eliminan los gases, rico en carbohidratos y fibra, así como en vitamina A, hierro, magnesio y potasio

Lentejas

Al tomarlo en germinado retrasan la oxidación y el envejecimiento celular. Son importantes las proteínas, la vitamina C y el hierro.

Mostaza

En cuanto al sabor en boca muy picante, tipo wasabi. Muy similar al rabanito. Vitamina C; proteínas y lípidos.

Girasol

Mucha proteína y grasas insaturadas. Vitaminas B, E y D, así como calcio, hierro, fópsforo, potasio y magnesio. Contiene lecitina

Rábano

Calma digestiones pesadas y los accesos de tos. Rico en clorofila

Soja

Tiene proteínas como la metionina que son relajantes. Fortalece el sistema nervioso y baja el colesterol. Tiene cantidades importantes de vitamina A, C hierro y potasio.

Trigo

Sabor dulce, remineraliza, regenera las celulas y trata trastornos nerviosos. Rico en proteínas, magnesio, fósforo, vitaminas B y E.

Brócoli

Ayuda a combatir enfermedades cardiovasculares.

Trébol

Uno de los germinados más antiguos. Ayuda a combatir la osteoporosis y problemas de corazón.

Cebolla

20% de proteína. Vitaminas A, C y D.

Guisante

Mucha proteína, vitamina C y fibra vegetal. Además es muy antioxidante.

Col lombarda

Vitaminas A,B,C,E,K, calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio y zinc. Rico en aminoácidos y antioxidantes.

Lechuga

Alto valor en proteínas, así como en calcio, hierro, magnesio, potasio, vitaminas A,B,C,E y ácido fólico.

Pasto de trigo o wheatgrass

Sus beneficios se obtienen mejor en jugo, pasado por la licuadora. Se puede consumir con zumo para maquillar el sabor las primeras veces, y nos recomienda Javi tomarlo a primera hora en ayunas.

Un modo habitual de hacerlo si no se tiene licuadora es cortar el pasto de trigo, hacer una pequeña bola y masticarla sin tragar cogiendo todo el jugo posible. Después se desecha la fibra.

La primera vez que se consume puede ocasionar dolor de cabeza o náuseas, aunque es posible consumirlo diariamente.

Como información nutricional el wheatgrass presenta vitaminas A,B,C, calcio, hierro, magnesio, fósforo, sodio, potasio, azufre, cobalto y zinc. Ayuda a reducir toxinas como el plomo, el aluminio y el cadmio. Ayuda a combatir la caspa si se frota el cuero cabelludo con su jugo. Además alivia el dolor de garganta y el mal aliento.

Se conserva bien hasta 15 días después de elaborado en un recipiente cerrado en la nevera, aunque conserva mejor sus propiedades en el momento.

Proceso para obtener el pasto de trigo

Proceso para obtener el pasto de trigo

Agua enzimática o “rejuvelac”

El agua enzimática es una bebida fermentada con germinados de semillas que podemos utilizar para fermentar quesos y para añadir a zumos.

El fermentado proviene de la germinación de semillas como: alfalfa, trigo, cebada, quinoa y, menos frecuentemente, lentejas, chía o garbanzo. Las proteínas se presentan descompuestas en aminoácidos y los carbohidratos en azúcares, por lo que el cuerpo los absorbe rápidamente. Todo esto se realiza gracias a las enzimas presentes en ellas, que con el proceso de cocinado se pierden.

Proceso de elaboración del agua enzimática

Proceso de elaboración del agua enzimática

Entre los beneficios del “rejuvelac” se cuentan: una mejor digestión y una reducción de las flatulencias, protege la flora intestinal, fortalece el sistema inmunológico y ayuda a eliminar toxinas.

Se puede consumir hasta 3 días después de su elaboración y se le puede añadir zumo de limón. El sabor puede tener un suave deje a corrompido, pero si se toma frío esa sensación es mucho menor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *