Introducción al método biointensivo

dd-3Este método es un sistema de agricultura sostenible que ha dado muy buenos resultados en los últimos años pero que todavía no es muy conocido en España. Es un método muy utilizado en Italia, algunas zonas de EEUU como California y en América Latina. Sus orígenes datan de los años 60, y uno de sus principales impulsores en este momento es John Jeavons, que tiene un proyecto experimental en California.

Frente a otros sistemas de agricultura ecológica, el cultivo biointensivo es un método muy recomendable para aquellos agricultores que dispongan de espacios reducidos para el cultivo de sus hortalizas. Además, frente a otros métodos, es un sistema holístico, es decir, de conjunto, en el que se tiene en cuenta tanto las necesidades nutricionales de los seres vivos que lo componen (incluyéndonos aquí a nosotros), como las interrelaciones entre los elementos del sistema. Trabaja mucho la higiene postural y tiene en cuenta el ahorro energético en la formación y mantenimiento del huerto, algo de agradecer dado el trabajo que supone mantener un huerto ecológico frente a sistemas convencionales de cultivo. A diferencia de la permacultura, que requiere años de preparación hasta que el sistema se mantiene solo, en este pueden verse ya los resultados desde el primer año. Además, ofrece mucha información sobre cómo calcular la cantidad de espacio que necesitas para ser autosuficiente, creación de compost y ratios de carbono/nitrógeno presentes en cada cultivos.

Está basado en 8 principios, que en parte comparte con otros sistemas ya conocidos como la permacultura:

  1. Preparación profunda del suelo: un sistema de dobre excavavión que mulle la tierra a más profundidad de lo usual.
  2. Uso de compost: tiene muy en cuenta la necesidad de mantener la tierra lo más fértil posible mediante técnicas de formación de compost.
  3. Uso de semilleros: son parte fundamental de esta técnica y antes de pasar a su punto definitivo, se propone hacer varios trasplantes de semillero a semillero.
  4. Siembra cercana: mediante un sistema de rejillas en forma de panal, se propone una siembra en zig-zag que cubre todo el espacio, evitando así la proliferación de hierbas no deseadas y aumentando el número de plantas por metro cuadrado.
  5. Asociación de cultivos: como en otros sistemas, es fundamental para el ahorro de espacio y la prevención de enfermedades.
  6. Rotación de cultivos: no difiere de la de otros sistemas.
  7. Cultivo de compost: propone cultivar todo lo que se necesita en nuestro terreno para conseguir un compost con proporciones idóneas de nutrientes.
  8. Cultivo de carbono: cultivo de plantas que nos ofrecen hidratos de carbono a la vez que aportan carbono a la tierra.
  9. Uso de semillas de polinización abierta: o en otras palabras, uso de semillas de procedencia ecológica, no hibridas o transgénicas, para poder obtener nuestra propia semilla sin necesidad de buscarla fuera del sistema.
  10. Integración de todos los principios: como sistema holístico, todos estos principios se complementan entre sí y forman un todo.

Todos estos principios, actuando a la vez, hacen que la técnica biointensiva sea un sistema que, frente a otros métodos de cultivo ecológico, reduzca la cantidad de abono, energía  y agua necesarias, y aumente la productividad y fertilidad de la tierra. Esta práctica no requiere de maquinaria agrícola pesada.

A lo largo del curso 2016-2017 iremos ahondando más en cada uno de estos principios para comprobar cómo se adecuan a nuestros sistema en la terraza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *