Eje de cultura y articulación comunitaria

monc3b3logo-en-el-localPara que todo el proceso sea posible, es necesario reparar de los tejidos comunitarios que el capitalismo, con el aislamiento y el consumismo, ha deteriorado. Estas comunidades fortalecidas serán la  base de una nueva cultura cotidiana organizada en valores opuestos a los valores del capitalismo (solidaridad frente a competencia, creatividad frente a consumo, suficiencia frente a derroche, riqueza de relaciones sociales frente a riqueza mercantil).

Dentro del eje de cultura y articulación comunitaria:

15)  Fomento de los espacios autogestionados, el asociacionismo vecinal y el ocio popular: los espacios autogestionados son los lugares en el que las comunidades se fortalecen y se pueden experimentar formas de ocio no capitalista con propuestas de alto nivel, como La Casika lleva años demostrando (Festival Corto y Cambio, Festikmaf, Festival de Jazz). Es importante defender los espacios que ya tenemos (especialmente La Casika) y fomentar otros nuevos (facilitar alquileres y locales para el ocio autogestionado y el asociacionismo cultural y vecinal).

16)  Nodos de compras colectivas y consumos comunes: los consumos comunes permiten cubrir necesidades de un modo más eficaz en tiempos de crisis y transformar el hecho del consumo, problematizando las necesidades artificiales a las que nos induce la publicidad y el consumismo. Estos nodos pueden crearse a partir de los grupos de consumo de alimentos ecológicos ya existentes.

17)  Instituto del buen vivir: espacio e institución destinada a estudiar y lanzar propuestas de mejora de la vida cotidiana en un contexto de carestía energética y material. Su centro de reflexión-acción sería “como vivir mejor con menos”, popularizando prácticas concretas, y se apoyaría en todos los grupos que ya trabajan en Móstoles que hacen talleres y dinámicas de empoderamiento creativo o de otro tipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *