Aprendiendo a hacer mermeladas II

IMG_5256

 

 

Las mermeladas han sido desde siempre un método de conservación de alimentos. El efecto conservador del azúcar, unido al envasado hermético de sus tarros contenedores, lo hacen una forma excelente de mantener durante meses e incluso años alimentos que de otra forma se deteriorarían con facilidad.

Es un método óptimo para la conservación de frutas, dada su naturaleza dulce, pero también se puede utilizar para otros vegetales como el pimiento.

IMG_5249El azúcar, además de ser un conservante natural, funciona como espesante de la mermelada. A esto contribuye también una sustancia contenida en todas las frutas llamada pectina (para más información ver Aprendiendo a hacer mermeladas).

Todas las mermeladas tienen una receta similar. A continuación, presentamos la receta de la mermelada de tomate casera como ejemplo: 

 

Mermelada de tomate1 kg de tomates

El zumo de medio limón

½ kilo de azúcar

Podemos utilizar tomate triturado en bote directamente para ahorrarnos el paso de tener que pelar y triturar los tomares nosotros mismos.

1.      En una olla caliente, introducimos el tomate triturado. No es necesaria la adición de agua ya que el tomate contiene mucho jugo y lo que queremos es reducir el producto.

2.      Añadiremos el azúcar y removeremos de vez en cuando hasta que alcance la consistencia de la mermelada, aproximadamente 40 min.

3.      Para terminar, como elemento que nos ayudará a la conservación, exprimiremos el zumo de un limón sobre la mezcla y removeremos bien.

4.      Volcar en los tarros de cristal previamente desinfectados todavía caliente para ayudar a producir el efecto de sellado y poner al baño maría para envasar al vacío.

 Uno de los principales inconvenientes de la mermelada es que no es un alimento apto para diabéticos, personas con sobrepeso o con problemas de azúcar en general. Es por esto que hemos decidido dar aquí algunas ideas sobre cómo realizar mermeladas sin azúcar.

Algunas recetas hablan de realizar el mismo procedimIMG_5255iento que en una mermelada normal pero sin añadir el azúcar, simplemente con unas gotas de zumo de limón, que acidificarán la mezcla y que unido a la propia acidez de las frutas contribuirán a su conservación. Aun así, se recomienda que esta mermelada permanezca siempre en el frigorífico para evitar las altas temperaturas que pueda alcanzar el ambiente.

Nosotros hemos querido complicar la receta un poco más para que no sólo se asemeje a una mermelada en el sabor sino también en la textura. Por ello, añadiremos a nuestra receta un espesante similar a la gelatina pero de origen vegetal, lo cual lo hace apto para
vegetarianos. Hablamos del agar-agar, una mezcla de las algas gelidium y gracilaria, bastante común y sencilla de encontrar hoy por hoy en los supermercados tanto en polvos como en tiras o incluso cápsulas. Nosotros utilizaremos el agar-agar en polvo por ser más sencillo de utilizar en la cocina. Hemos de tener bastante cuidado ya que es un espesante muy potente, por lo que la cantidad que utilizaremos en nuestra receta será mínima.  Dado que ya vamos a utilizar este producto como espesante, no tendremos necesidad de recurrir a la pectina de la fruta por lo que podremos utilizar fruta pelada.

Mermelada de manzana120 gr de agua1 ramita de canela

2 gr de agar-agar

500 gr de manzanas peladas y sin pepitas

10 gr de zumo de limón

Si se desea añadirle un punto más de dulzor a nuestra mermelada podemos utilizar algún tipo de edulcorante sano y natural como la Stevia, planta que además de funcionar como endulzante, tiene grandes propiedades para la salud.

1.      En una olla introducimos el agua con la ramita de canela y el agar-agar y dejamos cocer durante 4 minutos para aromatizar el agua

2.      Retiramos la rama de canela y agregamos el zumo de limón y las manzanas cortadas en trozos pequeños.

3.      Dejamos cocer hasta que alcance una textura adecuada y la manzana tome un color más oscuro. Aproximadamente 30 minutos.

 

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *