5ª Sesión: Consumo colectivo como herramienta de cambio

La brecha para la esperanza está abierta, ya que cada día son más las iniciativas que llaman a un consumo responsable, justo, un consumo consciente y transformador, colectivo y sostenible. Desde las cooperativas y grupos de consumo, bancos del tiempo, grupos de intercambio, huertos comunitarios o cooperativas de energía, entre otros; hasta los intercambios de casas, coche, ropa, o recursos: herramientas para el trabajo, espacio de trabajo, etcétera. Proponemos, en definitiva, entender esta propuesta de consumir colectivamente y de forma responsable, dentro de un proceso de cambio global, dentro de una suerte de «transiciones» hacia otro modelo tanto de vida, como de consumo, de modelo energético y también productivo, que conlleve un cambio en la comprensión de la colectividad, en la relación de los humanos con el resto de seres vivos y con el planeta.
En esta sesión Carmen Madorran, filósofa e investigadora de la UAM, coautora de varios libros sobre la crisis socio-ecológica en las editoriales Akal, Icaria y Los Libros de la Catarata, nos habla sobre los consumos comunes como herramienta para el cambio social, siguiendo la estrategía de llevar las transformaciones al terreno de lo cotidiano, rompiendo con las lógicas de acaparamiento e individualización propias del capitalismo se abre asi la brecha para la esperanza, ya que cada día son más las iniciativas que llaman a un consumo responsable, justo, un consumo consciente y transformador, colectivo y sostenible. Desde las cooperativas y grupos de consumo, bancos del tiempo, grupos de intercambio, huertos comunitarios o cooperativas de energía, entre otros; hasta los intercambios de casas, coche, ropa, o recursos: herramientas para el trabajo, espacio de trabajo, etcétera. En su ponencia hizo un repaso a los distintos aspectos del consumo en colectivo como herramienta de transformación de la sociedad. Abarcando, entre otras cuestiones, sus repercusiones en una nueva socialización, en la reducción del consumo económico, energético, la mejora ecológica y un uso más eficiente de estos bienes. Proponemos, en definitiva, entender esta propuesta de consumir colectivamente y de forma responsable, dentro de un proceso de cambio global, dentro de una suerte de «transiciones» hacia otro modelo tanto de vida, como de consumo, de modelo energético y también productivo, que conlleve un cambio en la comprensión de la colectividad, en la relación de los humanos con el resto de seres vivos y con el planeta.Podeis profundizar más con este texto de CarmenY esperamos que disfruteis y os sea tan útil como a nosotros el video

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *